¿Cómo roban los ladrones en casas?

Los ladrones en casas roban de muchas maneras, a veces con métodos invasivos y otras veces con técnicas habilidosas que suelen resultar las más peligrosas. Los usuarios de pisos, unifamiliares y empresas, deben ponerse a salvo de los métodos utilizados por los ladrones. Uno de los principales métodos de robo de los ladrones, es el bumping.

A través de este método de robo, los ladrones roban simplemente con una llave a la que se ha modificado y un martillo con el que se golpea la llave inserta en la cerradura. Es una técnica de robo que causa estragos en múltiples inmuebles. Para evitarla, hay que instalar cerraduras anti bumping, una de las posibilidades más interesantes para abortar este método de robo. Otro de los procedimientos de robo más interesantes para los ladrones, es el impresioning, una técnica mediante la cual se consigue una copia de la llave de la cerradura. Los amigos de lo ajeno pueden así acceder a los accesos sin necesidad de poseer ninguna llave.

Este método de robo se evita con el montaje de cerraduras del tipo electrónico. Estas cerraduras no solo son las más indicadas para evitar el impresioning, sino también para evitar cualquier otro tipo de robo, sea con procedimientos violentos o invasivos.

Los ladrones en viviendas también roban mediante la palanca, un procedimiento que se emplea cuando la debilidad de las puertas y los sistemas de cerrajería es manifiesta.

Para evitar la palanqueta, se colocan puertas blindadas o acorazadas, así como para evitar las brocas del taladro, se instalan escudos anti taladro. Los metales más resistentes entran en juego para evitar que instrumentos cortantes o punzantes, deterioren las puertas y los sistemas de cerrajería hasta acabar con ellos. También hay que tomar otras medidas para evitar robos, medidas de las que les informan los cerrajeros especializados, y las cuales no tienen necesariamente que ver con la instalación de cerrajería o componentes.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE